Nuestro propio incendio del amazonas

Nuestro propio incendio del amazonas

52 0

El amazonas se quemó, pero aquí tenemos nuestro propio incendio. Varios días de incendios incontrolables han sido noticia viral en redes sociales.

Este ecosistema es uno de los pulmones más importantes del Mundo, y ha estado en peligro por la falta de consciencia de algunas personas.

El mayor problema del tema es que esta es una de las muchas situaciones que enfrentamos como humanidad, sin embargo, como mexicanos también tenemos nuestras  propias crisis ambientales, entre ellas la crisis que está pasando el Sistema Arrecifal Mesoamericano ubicado en el Caribe.

Nuestro propio incendio del amazonas

Este ecosistema completo, en los últimos años ha estado registrando una degradación casi imperceptible para los que no son estudiosos de los ecosistemas marinos, a diferencia del incendio en el Amazonas, que se ha podido observar con facilidad.

Esta gran barrera arrecifal es una de las más importantes del mundo y la más grande de América, que al igual que el Amazonas, es un gran generador de oxígeno y alimento, dos conceptos directamente importantes para la supervivencia de la humanidad.

Así como Brasil, Bolivia, Perú (entre otros países) son responsables de cuidar la Amazonia; Honduras, Belice, Guatemala y México son directamente responsables de conservar esta selva submarina que no solo realiza la importante tarea de generar el oxígeno que nos da vida, sino que también genera fuentes de empleo por las actividades ecoturísticas que se realizan, e incluso por ser generador de pesca, otra actividad económica importante para cada uno de estos países.

Desde hace algunos años, en los sistemas arrecifales del mundo, se ha visto que el blanqueamiento mata colonias completas, este padecimiento se debe al aumento de las temperaturas del mar, que evitan que la microalga que vive dentro del coral, pueda sobrevivir y salga, para así, matar el coral a los pocos días.

Hasta ahora este había sido el mayor problema en estos ecosistemas, sin embargo, el 2014, en Florida se comenzó a ver un padecimiento aún peor, el llamado “síndrome blanco”, una enfermedad que a la fecha no se ha encontrado la manera de atacarla.

View this post on Instagram

⚠️los #corales están enfermando ⚠️ Pregunté a Melina Soto de @healthyreefs y la información que me proporcionó decía que es una enfermedad que está matando a los arrecifes de coral cerebro y masivo pilar y estrella . Esto comenzó en #florida en 2014 y ahora ya llegó al #caribemexicano . . Esta enfermedad lo que hace es que desprende el tejido dejando al desnudo el esqueleto, caso diferente al famoso “blanqueamiento” que es una condición que puede o no matar al coral. . En #puerto morelos se ha vuelto importante este año y aun no se sabe si es resultado de una propagación o la consecuencia de un estrés como lo es la llegada del Sargazo que provoca la marea marrón. . Autoridades como @conanp_mx y ONGs como @healthyreefs piden la colaboración de los ciudadanos, ya que en caso de identificar etas lesiones, piden tomar fotos y mandarlas a a [email protected] de la UNAM o [email protected] de HRI. . Las recomendaciones para no propagar esta enfermedad se recomienda: no tocar los corales afectados • no provocar suspensión de sedimento al patalear durante el buceo o snorkel • no visitar los lugares afectados, y en dado caso no visitar lugares no afectados después de lugares afectados para no volverse agente de propagación • enjuagar los equipos de snorkel y buceo en agua con 5-10% de cloro • no usar bloqueadores solares . Evidentemente uno de los problemas más graves que enfrentan los corales y la vida marina en general es la contaminación del agua y el mal tratamiento de aguas residuales que provoca que lleguen agentes químicos, virus, bacterias entre otras cosas que degradan la salud del arrecife. . . . . . #econerd #jossyzamora #ecologia #cancun #rivieramaya #rivieramayamexico #tulum #islamujeres #blogger #ecobloggers #bloggercancun

A post shared by jossyzamora🐞 (@jossyzamora) on

El síndrome blanco parecía solo afectar colonias de Estados Unidos, sin embargo, en 2018 se comenzó a presentar en el SAM. Lo cual representó una alerta máxima para los biólogos de la región, al ser una enfermedad letal para el sistema arrecifal, sin ninguna cura aparente.

Con gran velocidad, esta enfermedad se proliferó en menos de 6 meses a más del 40% del arrecife mexicano, matando a colonias enteras, sin posibilidad de controlarse, incluso se habla de que uno de los corales pilar (Dendrogyra cylindrus) del arrecife mexicano, esta casi extinto, teniendo menos de 10 ejemplares en los 450 km lineales que comprende la extensión en México.

Melina Soto, coordinadora de Healthy Reefs for healthy people en México, mencionó en entrevista que estas muertes son equiparables a las muertes de corales en los últimos 40 años, una situación alarmante que ha ocupado la atención internacional.

Otro problema que se ha visto este año en el coral, es el poco desove de las colonias del coral cuerno de alce, especie que no es afectada por el “síndrome blanco”, pero está teniendo sus propias dificultades.

El coral cuerno de alce, es parte de programas de reproducción en la UNAM Puerto Morelos y el INAPESCA que dependen del desove natural de la especie.

Este ejemplar, es una formación que da estructura al coral, es importante porque está relacionada a la reducción del impacto del oleaje y los huracanes, siendo capaz de reducir la fuerza del agua comparable con la fuerza de bombas nucleares.

Si esta especie deja de desovar, los programas que hay en el estado para su reproducción serían más complicados y otra especie más enfrentaría problemas, desprotegiendo las costas de fenómenos meteorológicos, y continuando con la degradación del sistema arrecifal.

En general, el SAM está enfrentando la peor crisis en su existencia, y formaciones que han tardado miles de años en crecer, están muriendo en días.

Si nuestro arrecife continúa así, en 2 años ,el ecosistema costero en el caribe cambiará drásticamente, llevando a la extinción vida marina directamente relacionada con nuestra supervivencia.

 

Por : Jossy Zamora

Opiniones del tema

Publicaciones relacionadas